FUNDACION MASAYA CONTRA LA POBREZA Y UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA UNEN ESFUERZOS A FAVOR DEL DESARROLLO RURAL.

Nancy Palacios.-Masaya
Este 31 de Octubre dio inicio el Diagnóstico Agrosocioeconómico en 5 comunidades rurales del municipio de Masaya como un esfuerzo conjunto de la Fundación Masaya Contra La pobreza y la Facultad de Desarrollo Rural de la Universidad Nacional Agraria UNA con mas de 20 profesionales infieri en Desarrollo Rural que egresan en los próximos días, el objetivo final es la elaboración de una propuesta de desarrollo para cada microzona y la formulación de los consecuentes proyectos sostenibles resultantes del estudio.

Santa Clara, La Bolsa, EL Llano 1 y 2 además de los Cocos, son las comunidades bajo análisis en esta primera etapa por su diversidad agrícola, la variedad de sus suelos y el grado de pobreza que presentan.

Marina Ulmos, Ingeniera Agrónoma con especialidad en tecnologías apropiadas para el desarrollo rural y docente de la facultad de Desarrollo Rural de la UNA expresó “Conoceremos con este diagnóstico el tipo de productores, los sistemas de producción y los cultivos en la zona, también conoceremos la textura y el grado de fertilidad de la tierra; este ultimo el pilar fundamental para una propuesta de desarrollo rural, teniendo también muy presente la importancia de la gente”

Por su parte Mario Madriz, Economista con especialidad en Desarrollo Rural y presidente de la Fundación, dijo “La problemática del desarrollo rural y la generación de ingresos en el campo, es mucho más que un simple debate político o de otro tipo. Tiene que ver con la existencia real del 42,7% de la población del país que vive en el campo y, cuya forma de producir, y de reproducir su existencia, es decir cuya cultura, es fundamentalmente campesina”

Madriz agregó “Lo anterior significa que aún las estrategias de sobrevivencia de la población rural de bajos ingresos que pretenden ser menos dependientes del exterior a su finca, pasan por el mercado tanto de sus productos, como de dinero y de trabajo, haciendo este tipo de estrategias sumamente vulnerables frente a los cambios”.
“Somos promotores de la interacción e intercambio de experiencias de los productores con centros docentes especializados como la UNA, porque hablar de desarrollo rural exige volver los ojos al territorio, a su cultura, expresiones y demandas, para formular estrategias de desarrollo y educación más allá de los imperativos de la lucha contra la pobreza. Ambas instituciones coincidimos en la importancia de situar al productor y a la comunidad como actores protagónicos en los procesos de desarrollo”

“Para sectores como el de la Agricultura familiar es fundamental respaldarse en el fortalecimiento de las organizaciones. Los programas de extensión agrícola y los programas de capacitación en conservación que contribuyan a mantener y mejorar la fertilidad del suelo, también pueden ayudar a elevar los ingresos familiares. Si bien esto aumentará los rendimientos en el largo plazo, es necesario disponer de tecnologías de producción basadas en un menor uso de la tierra para incrementar la productividad de los cultivos anuales (en especial los granos básicos) en el corto y mediano plazo” finalizó en su alocución para esta reportera el Licenciado Madriz.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: